Jardín infantil “Pequeños Abracitos” de Máfil celebró con alegría su segundo cumpleaños

Con una amena ceremonia y una amplia convocatoria de familias, la sala cuna y jardín infantil “Pequeños Abracitos” de Máfil celebró su segundo aniversario al servicio de la educación parvularia.

El acto concitó la rendición de una cuenta pública en la que se hizo un recuento de la gestión institucional. En ese contexto, la directora del jardín infantil, Rosana Rosas, recalcó que la unidad educativa inició sus actividades pedagógicas el 6 de julio del 2016, y que desde esa instancia ha trabajado con las familias que se les reconoce como el primer educador de los hijos e hijas, lo que se enmarca en la Política de Reconocimiento de las Familias que promueve la JUNJI.

Asimismo, la directora destacó que en alianza con las familias, se han promovido valores como el amor, solidaridad y respeto, los cuales están presentes a diario en las prácticas pedagógicas.

Por otra parte, Rosas relevó que el recinto se caracteriza por realizar una gestión educativa de calidad, basada en estrategias metodológicas innovadoras, entre ellas, una basada en los estudios de la Doctora Emmi Pikler, quien respeta el momento madurativo y evolutivo de los párvulos, promoviendo su autonomía y libertad de movimiento, y donde el adulto no interfiere en la acción del niño o niña, así construye libremente sus aprendizajes.

El método Montessori también es parte de las innovaciones pedagógicas que promueve el establecimiento, el cual identifica las necesidades, capacidades e intereses de los párvulos con la idea que desarrollen confianza y autonomía.

Dentro de los principales logros, la unidad educativa obtuvo nivel de excelencia en la aplicación del Modelo de Gestión de la Calidad de la Educación Parvularia (MGCEP) que promueve la JUNJI como un sistema de evaluación para medir el cumplimiento de los estándares de calidad de la gestión educativa. Asimismo, obtuvo el Reconocimiento Oficial del Estado, certificación que emite el Ministerio de Educación al cumplirse con los requisitos técnicos, pedagógicos y de infraestructura, entre otros, para asegurar la calidad de la educación.

Por su parte, los padres, madres y apoderados destacaron la labor del equipo educativo para brindar educación inicial de calidad a los niños y niñas de Máfil. “En este corto período de funcionamiento del jardín infantil, notamos el compromiso de las funcionarias por trabajar en pos del aprendizaje y bienestar de nuestros hijos, además que las familias han sido consideradas e invitadas a involucrarse en el proceso educativo de los niños”, comentó Diego Pérez, apoderado del jardín infantil.

A su vez, la apoderada Tabita Vásquez, añadió que “tengo una hija de dos años, quien ingresó a los seis meses de edad a este jardín por lo que estamos aquí casi de la creación de este lugar, lo que para mí ha sido un gran apoyo porque vivo sola con mi hija y me ha permitido realizarme, ya que tengo la posibilidad de estudiar y trabajar con la seguridad de que está bien cuidada y recibe una buena educación”.

Finalmente, el acto dio cabida a la entrega de reconocimientos a los apoderados que han tenido una participación activa en el quehacer del recinto parvulario; para luego invitar a  todos los presentes a celebrar el segundo aniversario cantando el tradicional cumpleaños feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *